ACTIVIDADES PARA TODOS




En este curso tenemos la oportunidad de tener variedad de actividades.

.- Gimnasia
.- Piscina
.- Manualiades
.- Relajacion
.- Informatica
.- Balneario
.- Risoterapia
.- Grupos de Terapia

¡Apuntate y participa!.



Nuestra oficina esta abierta todos los dias de 10:00 a 12:30 y los primeros martes de mes tenemos encuentro de socios en el Centro San Jose, en las aulas de la UNED de 19:00 a 20:00 horas

HACE YA UNOS AÑOS LAS CHICAS DE ORO YA VIVIAN A SI LA FATIGA CRONICA

HOSPITAL UNIVERSITARIO DE GUADALAJARA

HOSPITAL UNIVERSITARIO DE GUADALAJARA

EQUIPO DE REUMATOLOGIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE GUADALAJARA

EQUIPO DE REUMATOLOGIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE GUADALAJARA
Dr.Tornero, Dr. Vidal, Dr. Prada, Dra. Del Castillo y Dra. Muñoz

Dr. Javier Vidal, Dra. Castel y Dra. De Felipe

Dr. Javier Vidal, Dra. Castel y Dra. De Felipe
Tratamiento de la Fibromialgia en el Hospital Universitario de Guadalajara

ejercicios para lacolumna vertebral

Barcelona verano 2009

superacion (pero en ingles)

RUEDA DE PRENSA POPULAR TV

VIDEO DEL MES

FIBROMIALGIA

FIBROMIALGIA: Qué es, Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento

Fibromialgia:

El síndrome de la fibromialgia es una condición que afecta los neurotransmisores de los músculos ocasionando dolor crónico.
Esta condición ocasiona dolores generalizados a través de todos los músculos, tendones y ligamentos del cuerpo.
No es artritis, ni es lo que la artritis es para los huesos.
La definición oficial de fibromialgia se estableció como resultado de la Declaración de Copenhagen, la que reconoció el síndrome de fibromialgia oficialmente, en enero de 1993, para la Organización Mundial de la Salud. La define como una condición dolorosa, no articular, que envuelve los músculos, y es la causa más común de dolor musculoesqueletal crónico y generalizado y estableció criterios para el diagnóstico de fibromialgia. Se determinó que deben estar presentes 11 sobre 18 puntos dolorosos específicos encontrados por palpación digital.
a) Occipital bilateral, en el sitio de inserción del músculo suboccipital.
b) Cervical bajo bilateral, en región anterior, correspondiente a los espacios intertransversos C5 a C7.
c) Trapecios bilateral, ubicado en la mitad del borde superior de dicho músculo.
d) Supraespinoso bilateral, sobre la región escapular cerca de la línea media.
f) Epicóndilo lateral bilateral.
g) Glúteos bilateral, en los cuadrantes superoexternos.
h) Trocanter Mayor bilateral, posterior a la prominencia trocanterea.
i) Rodilla bilateral, en la almohadilla grasa medial de la rodilla.En general el paciente desconoce los puntos dolorosos a la presión, por lo cual estos deben ser pesquizados por palpación digital utilizando el dedo índice, administrando una presión no mayor de 4 Kg. por cm2.
El dolor ocasionado por la fibromialgia es impredecible. El dolor varía de día a día. Los pacientes que padecen de esta condición nunca pueden predecir como se sentirán al otro día. El dolor afecta varias partes del cuerpo, como lo hombros, la cadera, las piernas, los brazos y hasta los músculos de los ojos. El paciente tiene agotamiento, siempre se siente cansado y el dolor puede ser incapacitante.
El sueño, en los pacientes de fibromialgia, es tan liviano que nunca llega a dormirse lo suficientemente profundo como para descansar y restaurar su cuerpo. Presentan dificultad para dormir y quedarse dormidos.
Síntomas
Existen una serie de síntomas ligados a esta condición. Además del agotamiento y el dolor los pacientes pueden presentar todos o algunos de los siguientes síntomas:
Entumecimiento - es una rigidez en los músculos, especialmente al despertar o cuando hay cambios de clima.
Dolores de cabeza o de cara - este dolor se manifiesta por las áreas del cuello o de los hombros, o por la zona temporomandibular. EL paciente presenta dolor en la mandíbula y en la cara.
Trastornos Digestivos - muchos pacientes presentan malestar estomacal, estreñimiento o diarrea.
Vejiga Irritada - los pacientes con fibromialgia experimentan frecuencia de orinar, o necesitan con urgencia orinar sin que tengan ninguna infección de la vejiga.
Cosquilleo - (parestesia) esta es la sensación de hormigueo en las extremidades.
Dolores de pecho - estos dolores son conocidos como “costocondralgia”. Este dolor se manifiesta donde las costillas se unen con el esternón.
Problemas de Memoria - los pacientes se quejan de dificultad para concentrarse, tienen lapsos de la memoria, se confunden al hablar o al escribir, se vuelven torpes. Esto puede variar de día a día.
Desequilibrio - muchos pacientes presentan problemas de desequilibrio, o mareos.
Mayor Sensibilidad - el paciente puede presentar alergia a sustancias que antes no lo era, y mucha sensibilidad al ambiente, a la luz, al ruido y a los olores. Los cambios de temperatura afectan agudamente al paciente. Sienten que su cuerpo es un barómetro del tiempo, pues el cuerpo le duele más cuando el tiempo está húmedo.
Dolores de cabeza fuerte o dolor en la cara: los pacientes pueden experimentar dolores de migraña, tensión, estos dolores se pueden concentrar detrás de los ojos.
Manos y pies fríos: es una sensación inusual de frío en las extremidades, que puede estar acompañado por cambios en color en ellas. Esto es conocido como Raynaud’s Phenomemon.
Depresión o ansiedad: A pesar de que a muchos pacientes se les diagnostica depresión o desórdenes de ansiedad estos a menudo son resultados de los dolores crónicos y el desconfort de la fibromialgia más que de ser la causa de estos síntomas.

Causas
Los investigadores están estudiando y buscando las causas del síndrome de fibromialgia. Actualmente existen diferentes universidades llevando a cabo investigaciones que conduzcan a conocer la causa de este síndrome y se esta llevando a cabo investigaciones en el campo de la neuroendocrinología, inmunología, cardiología y fisiología del ejercicio. Se puede conseguir más información sobre estas investigaciones por medio de los Institutos Nacionales de la Salud en Washington.
Hay evidencia que el síndrome de fibromialgia se manifiesta en personas que han sufrido algún trauma físico al cuerpo, alguna enfermedad o estrés emocional agudo.

Diagnóstico
No existe en la actualidad ningún análisis de laboratorio, examen radiológico u otro para diagnosticar fibromialgia. El diagnóstico se hace basado en la eliminación de otras causas parecidas (un diagnóstico de exclusión).La definición oficial de Copenhagen establece que para el diagnóstico de fibromialgia se debe tener 11 de 18 puntos sensibles ('tender points'). Estos puntos causan dolor al ser presionados, pero no transfieren el dolor a otra parte. También se requiere que los puntos estén presentes en los cuatro cuadrantes del cuerpo y que el dolor haya estado presente por al menos tres meses. El médico tiene que estar consciente que los puntos puede que no estén "activos" todos el mismo día.

Tratamiento
a) Mejoramiento aeróbico del paciente a través de gimnasia planificada.
b) Inclusión en programas multidisciplinarios de reducción del estrés.
c) Terapia psicológica de apoyo.

Hasta hoy no existe cura para FMS, lo que tratamos de hacer es aminorar los síntomas. Hay varias opciones de tratamiento para el paciente de fibromialgia pero todas ellas se tienen que llevar a la vez. El paciente tiene que tomar los medicamentos que le prescribe el médico, debe de ejercitarse (levemente) , aprender técnicas de relajación y seguir una dieta regular.
Medicamentos - para aliviar los dolores y mejorar el sueño el médico le recetan dosis bajas de medicinas que aumentan el nivel de serotonina ( la serotonina es una sustancia química en el cerebro que controla el dolor y el sueño). Muchos pacientes tienen que tomar medicamentos para trastornos digestivos y alergias.

Terapia Física - entre las terapias físicas se encuentra el masaje, la liberación miofacial, el uso de calor, movimiento y tratamientos quiroprácticos.
Ejercicios - el ejercicio muchas veces resulta de gran provecho. Para el paciente de fibromialgia lo recomendado es hacer ejercicios de agua en una piscina donde el agua está calentada a 30ºC.

Tratamientos Alternativos - los pacientes de fibromialgia están descubriendo que pueden aliviar sus dolores con tratamientos tales como la yoga, tai chi, manejo del estrés, asesoramiento alimenticio y la acupuntura. El apoyo emocional de la familia y amistades es muy importante para aliviar los síntomas inquietantes que padece el paciente. La familia debe de apoyar a el paciente a hacer los cambios necesarios en su estilo de vida. Existen grupos de apoyo, miembros de la familia y/o amigos. Las personas que tengan dificultades ajustando su vida con el síndrome de fibromialgia deben de buscar ayuda profesional.

Reumatismo Psicógeno
Se describen con este nombre aquellos síndromes dolorosos que no corresponden a ninguna patología orgánica, pero si a un trastorno psíquico. Es confundido habitualmente con la fibromialgia, aunque existen claras diferencias: los pacientes tienen sintomatología anárquica y emotiva. Sus dolores son vagos y sin localización exacta (no tienen puntos dolorosos). Se quejan de hipersensibilidad e hipoestesia al mismo tiempo. Siempre existen indicadores de franca alteración psicológica o emocional. La administración de ansiolíticos puede mejorar el cuadro.


Conclusiones
Se propone que diversos factores como la injuria física, enfermedades infecciosas y estrés emocional prolongado pueden interactuar en personas genéticamente predispuestas para influenciar la función neuroendócrina y los niveles de neurotransmisores. El bajo flujo cerebral en hipotálamo y núcleo caudado representa una respuesta compensatoria a estímulos nociceptivos, asociado a alteraciones de la sustancia P y serotonina. Dicha respuesta no es efectiva, resultando un dolor extendido por el bajo umbral doloroso.




muestras genéticas de pacientes con fibromialgia y fatiga crónica


El Banco Nacional de ADN estará en la Universidad de Salamanca. Lo coordinará desde el hospital Clínico de Barcelona el doctor Antonio Collado.


ADN

Poner a disposición de los investigadores muestras genéticas de pacientes con fibromialgia y fatiga crónica es el objetivo del primer banco de ADN de estas enfermedades, ubicado en Salamanca y que se ha presentado en el hospital Clínico de Barcelona.

El banco, impulsado por la Fundación Fibromialgia y cinco hospitales españoles con unidades especializadas en estos síntomas y que cuenta con el apoyo de la Fundación Genoma España, esta ubicado en el Banco Nacional de ADN de la Universidad de Salamanca, pero lo coordinará desde el hospital Clínico de Barcelona el doctor Antonio Collado.
Ayudará a descubrir nuevas moléculas como dianas terapéuticas que ataquen la fisiopatología de la enfermedad Con esta iniciativa se pretende que todos los investigadores, nacionales e internacionales, puedan estudiar los posibles genes implicados en la predisposición, desarrollo y tratamiento de estas enfermedades, según ha explicado Antonio Collado al presentar este proyecto. Cinco centros españoles, los hospitales del Mar, Vall de Hebrón y Clínico en Barcelona, el Hospital General de Guadalajara y el Instituto General de Rehabilitación de Madrid, aportarán al banco las muestras de sus pacientes. El hecho de que haya una predisposición genética a padecer estas patologías, de que el 95% de los pacientes son mujeres y la evidencia de que hay mayor riesgo de padecerlas cuando hay un familiar afectado, justifican, según los expertos, la puesta en marcha de este banco.

La fibromialgia no se trata bien

La fibromialgia no se trata bien

Hola, soy un chico, y sufro de fibromialgia. Me siento como un conejillo de indias, ya que antes de llegar a esto he pasado antes por otra posible enfermedad llamada espondilitis anquilosante y muchos tratamientos ineficaces.

También estoy decepcionado por la poca comprensión de la sanidad pública hacia esta enfermedad. Nos diagnostican fibromialgia y búscate la vida tú ahora.
Los que la padecemos sólo pedimos comprensión y poder hacer una vida normal, poder tener un empleo en el que podamos trabajar con nuestras limitaciones.

Es muy duro levantarse de la cama todos los días como si tuvieses los síntomas de una gripe, malestar del cuerpo, decaimiento y sin ganas de nada; sin poder moverte o que el simple hecho de vestirte sea un desafío enorme. Los calmantes y antidepresivos no son suficientes; es necesario que la salud pública encuentre medidas eficaces y que nos tomen en serio y una mayor inversión en la investigación de esta enfermedad.

Solo se pide un poco mas de sensibilidad y comprension con enfermos como yo.

AYUDA TECNICA

AYUDA TECNICA
SEXUALIDAD EN LA DISCAPACIDAD

Ayuda para una vida sexual dentro de la discapacidad

Un aparato que mejorará la calidad de vida de las personas parapléjicas

Septiembre 2007

La compañía tecnológica y Fundación Caja Rural de Toledo han impulsado la creación de un aparato que mejorará la calidad de vida de las personas parapléjicas. El Hospital Nacional de parapléjicos de Toledo probará la efectividad del invento en septiembre antes de comercializarse.
El fondista José Martínez ha diseñado este nuevo artilugio: un gateador multiusos que reduce la atrofia articular y mejora el movimiento de personas con discapacidades. Está destinado principalmente para tetrapléjicos, parapléjicos o personas con esclerosis múltiple, entre otras minusvalías.
Este mecanismo consiste en una plataforma de patrón cruzado en la que puede adaptarse una camilla, una silla de ruedas o una silla corriente de tal manera que el afectado podrá ayudarse del aparato para mover los miembros afectados y, de esta forma, ejercitarlos.
Entre sus beneficios está el aumento de la circulación sanguínea y la disminución de la atrofia de las circulaciones. Su creación se basa en los enormes beneficios que el movimiento de gateo conlleva para la salud.
Con su comercialización maat Gknowledge, Fundación Caja Rural de Toledo y su inventor José Martínez, se apoyan en la biomecánica para mejorar la calidad de vida de las personas que sufren estas dolencias. Su precio se sitúa a partir de mil euros.
El deportista y creador del gateador multiusos lleva más de 40 años practicando deporte y ya construyó una primera versión de este aparato hace 10 años. Descubrió en el gateo una actividad que favorece el desarrollo homogéneo del cuerpo, al ser realizada con pies y manos y manteniendo una disposición de la columna vertebral paralela al suelo.
José Martínez ostenta un Guiness del gateo y cuenta con otras invenciones como nuevos prototipos de bicicletas basados en la funcionalidad y la terapéutica de esta actividad física.

Nuevo premio por el trabajo realizado con los enfermos FIBROMIALGIA

Premio al Hospital Universitario por un estudio sobre pacientes con fibromialgia

Victoria de Felipe (izq.) y Belén Castel, responsables del dispositivo de Interconsulta.

El centro lleva trabajando cinco años en un programa para mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Demostraron los beneficios de la psicoterapia grupal.

Profesionales del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, han obtenido el Premio al Mejor Póster en Español en el XXVII European Conference on Psychocomatic Research (ECPR) celebrado recientemente en Zaragoza, coincidiendo con el XLII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática (SEMP).
Demuestra la eficacia de una intervención psicoterapéutica grupal breve. El trabajo, que lleva por título eficacia de una intervención psicoterapéutica grupal en pacientes con fibromialgia, y que ha sido realizado por Victoria de Felipe, Natalia Blein, Miguel Torralba, Belén Castel, Daniel Olivares, Silvia Crespo, Javier Vidal y Lorenzo Chamorro, pone de relieve la investigación realizada para demostrar la eficacia de una intervención psicoterapéutica grupal breve de pacientes con fibromialgia, enmarcado en el dispositivo de Interconsulta y Enlace que se viene desarrollando en el centro hospitalario desde hace cinco años.
De hecho, el comité encargado de otorgar el premio destacó el trabajo realizado por este dispositivo del servicio de Psiquiatria cuyas responsables son la psiquiatra Belén Castel y la psicóloga clínica Victoria de Felipe.
En este marco se ha creado un programa específico para personas con fibromialgia, y que pasa por la coordinación de los servicios de Reumatología (que deriva a este dispositivo a todos los pacientes diagnosticados de fibromialgia) y Psiquiatría, con el apoyo activo tanto de trabajadores sociales, residentes y facultativos de otras especialidades, como Medicina Interna.
La investigación premiada en la ECPR parte del estudio realizado a un total de 119 pacientes con fibromialgia, cuyos valores relacionados con la ansiedad, el estado de salud general, la depresión y la calidad de vida son analizados antes y después de someterse a un programa de psicoterapia grupal de orientación psicoanalítica.
Según el estudio premiado, dicho programa ha demostrado la eficacia de la integración de diferentes técnicas psicoterapéuticas para el manejo del dolor de los pacientes aquejados con este síndrome, obteniéndose beneficios en los cuatro valores que se ven más afectados (la ansiedad, el estado de salud general, la depresión y la calidad de vida).
La fibromialgia tiene un origen incierto, y se caracteriza por la presencia de dolor muscular difuso y crónico, que incide de manera considerable en la calidad de vida de los afectados. La prevalencia entre la población general se sitúa en torno al 2,5 por ciento, aunque afecta a mujeres en nueve de cada 10 casos.

COSTES EN REUMATOLOGIA

Se calcula que, actualmente, el coste de estas patologías es similar al coste total que provoca el cáncer. Las enfermedades reumáticas pueden afectar tanto a personas en edad productiva como a mayores y niños y son las causantes de un alto porcentaje de incapacidades laborales, así como de la dificultad para realizar actividades de la vida diaria tales como desplazarse fuera del hogar o llevar a cabo las tareas cotidianas.Las enfermedades reumáticas son la primera causa de incapacidad permanente, apareciendo de esta forma en el 40% de los procesos estudiados.

Las enfermedades reumáticas suponen un coste anual de más de 3.600 millones de euros, según se ha puesto de manifiesto, por la Sociedad Española de Reumatología (SER) y la Liga Reumatológica Española (LIRE)

El coste anual por paciente alcanza la cantidad de 10.700 euros, destinados tanto a atender los costes directos generados por la enfermedad (gastos médicos y sociales para la atención del enfermo), como los costes indirectos (pérdidas de productividad, pensiones por incapacidad temporal o invalidez permanente). Además, no hay que olvidar los costes intangibles derivados de la pérdida de la calidad de vida de las personas que la padecen, especialmente en lo que a limitaciones físicas se refiere.
Este documento, elaborado por los representantes de la SER y la LIRE, refleja los principios para la correcta asistencia integral a los pacientes afectados por dichas patologías, y será presentado próximamente a todas las administraciones sanitarias del Estado.
Por otra parte, se realizo una encuesta promovida por la SER, cuyo objetivo es conocer el perfil del enfermo español de artritis reumatoide y espondilitis anquilosante en el entorno social, familiar y laboral.
Esta iniciativa fue complementada por la LIRE, que ofreció a los participantes la posibilidad de plantear aquellos aspectos que más les preocupan en torno a su enfermedad. Las conclusiones de estas encuestas serán analizadas y presentadas a principios del próximo año ante la opinión pública con el objetivo de sensibilizar a la población sobre el impacto social, sanitario, económico y psicológico que suponen estas patologías crónicas. Las enfermedades reumáticas afectan a más de 7 millones de personas en España. Concretamente, la artritis reumatoide es la patología reumática más incapacitante y provoca trastornos en el 76% de las personas que la sufren. De hecho, hasta un 5% de todas las incapacidades laborales permanentes que se producen en España se debe directamente a esta enfermedad. La prevalencia de la artritis reumatoide entre la población española mayor de 20 años se estima en un 0,5% (entre 200.000 y 250.000 personas) y cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos. Por su parte, la espondilitis anquilosante se caracteriza por la inflamación de las articulaciones de la columna vertebral, que producen una rigidez dolorosa y, en ocasiones, puede provocar la fusión de las vértebras dejando la espalda curvada y rígida. Los expertos estiman que afecta a unos 100.000 españoles

SOBREPESO Y LA ARTRITIS

ARTRITIS

ARTRITIS
ARTRITIS

ARTRITIS

Existen varias formas de artritis que resultan de la interacción entre los agentes microbianos y el “huésped”. En el primer caso, los gérmenes invaden y colonizan directamente los tejidos o cavidades orgánicas; se trata de una verdadera infección que cumple con los postulados clásicos de Koch donde el germen puede ser aislado a partir de los cultivos tisulares o de fluidos. Si se inocula nuevamente reproduce la enfermedad. Es claro que existe una relación causal entre la presencia del germen y la presentación de la patología. Es la artritis séptica o supurada. En el segundo caso se trata de las llamadas artritis reactivas, no supuradas o estériles donde si bien existe una relación entre la presencia de microorganismos y el huésped, los gérmenes no pueden ser cultivados a partir de los tejidos articulares ni el líquido sinovial; se postula que la artritis resulta de un mecanismo de mediación inmune desencadenado por la respuesta del huésped a la presencia de un agente infeccioso en un sitio distante del organismo o ante la producción persistente de anticuerpos, toxinas contra fragmentos de material antigénico, o partículas metabólicamente activas, o secuencia de ADN o ARN microbiano, o la formación de neoantígenos.



La Artritis Reumatoide (AR) es una enfermedad crónica que origina dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de función en las articulaciones y puede tambien acompañarse de inflamación en otros órganos.

Causas
La AR afecta a millones de personas en el mundo. El 60% de ellas son mujeres. La edad de comienzo más frecuente de la AR es entre los 20 y los 45 años.

El diagnóstico de la AR puede ser difícil a causa de que puede comenzar gradualmente y por síntomas muy sutiles. Los análisis de sangre y las radiografías pueden ser normales al inicio del proceso. Los síntomas de comienzo, las articulaciones inicialmente afectas y la afección de otros órganos como los ojos, el pulmón o la piel, puede variar entre los distintos individuos. Otras artritis pueden simular las manifestaciones de la AR.
En no pocas ocasiones, la destreza y experiencia del médico, son esenciales para establecer un diagnóstico preciso y proponer el tratamiento más apropiado. Los criterios diagnósticos establecidos por el Colegio Americano de Reumatología, incluyen alguno de los siguientes:
Presencia de artritis de más de 6 semanas de duración
Rigidez articular matutina prolongada
Presencia de nódulos característicos en la piel
Erosiones articulares visibles por radiología
Positividad analítica de un anticuerpo que se conoce como factor reumatoide, si bien el 25% de los pacientes con AR nunca desarrollarán este factor y, dicho anticuerpo, puede aparecer en sujetos que no tienen AR.

Aunque la causa de la AR sigue siendo desconocida, se están produciendo importantes progresos en la investigación de los mecanismos inmunológicos inflamatorios, que conducen a la artritis y al daño articular.
Las articulaciones tienen un nivel tan escaso de fricción que no se desgastan, salvo si se utilizan excesivamente o sufren lesiones. Es probable que la artrosis se inicie con una anormalidad de las células que sintetizan los componentes del cartílago, como colágeno (una proteína resistente y fibrosa del tejido conectivo) y proteoglicanos (sustancias que dan elasticidad al cartílago).
El cartílago puede crecer demasiado, pero finalmente se vuelve más delgado y se producen grietas en la superficie. Se forman cavidades diminutas que debilitan la médula del hueso, bajo el cartílago. Puede haber un crecimiento excesivo del hueso en los bordes de la articulación, produciendo tumefacciones (osteofitos) que pueden verse y sentirse al tacto. Estas tumefacciones pueden interferir el funcionamiento normal de la articulación y causar dolor.
Por último, la superficie lisa y regular del cartílago se vuelve áspera y agujereada, impidiendo que la articulación pueda moverse con facilidad. Se produce una alteración de la articulación por el deterioro de todos sus componentes, es decir, el hueso, la cápsula articular (tejidos que envuelven algunas articulaciones), la membrana sinovial (tejido que reviste la articulación), los tendones y el cartílago.

Clasificaciones de la artrosis

Primaria (idiopática)
Cuando la causa se desconoce

Secundaria
Cuando la causa es otra enfermedad, bien sea la de Paget, una infección, una deformidad, una herida o el uso excesivo de la articulación.
Resultan especialmente vulnerables los individuos que fuerzan sus articulaciones de forma reiterada, como los obreros de una fundición o de una mina de carbón y los conductores de autobuses. Sin embargo, los corredores profesionales de maratón no tienen un mayor riesgo de desarrollar este trastorno. Aunque no existe evidencia concluyente al respecto, es posible que la obesidad sea un factor importante en el desarrollo de la artrosis.

Síntomas
Al llegar a los 40 años de edad, muchas personas presentan signos de artrosis en las radiografías, especialmente en las articulaciones que sostienen el peso (como la cadera), pero relativamente pocos presentan síntomas.

Artrosis de la columna vertebral
Los círculos indican las articulaciones más frecuentemente afectadas por la artrosis a nivel de la columna vertebral (cervical y lumbar), las manos, los pies, las caderas y las rodillas
Por lo general, los síntomas se desarrollan gradualmente y afectan inicialmente a una o a varias articulaciones (las de los dedos, la base de los pulgares, el cuello, la zona lumbar, el dedo gordo del pie, la cadera y las rodillas). El dolor es el primer síntoma, que aumenta por lo general con la práctica de ejercicio. En algunos casos, la articulación puede estar rígida después de dormir o de cualquier otra forma de inactividad; sin embargo, la rigidez suele desaparecer a los 30 minutos de haber iniciado el movimiento de la articulación.
La articulación puede perder movilidad e incluso quedar completamente rígida en una posición incorrecta a medida que empeora la lesión provocada por la artrosis. El nuevo crecimiento del cartílago, del hueso y otros tejidos puede aumentar el tamaño de las articulaciones. El cartílago áspero hace que las articulaciones rechinen o crujan al moverse. Las protuberancias óseas se desarrollan con frecuencia en las articulaciones de las puntas de los dedos (nódulos de Heberden).
En algunos sitios (como la rodilla), los ligamentos que rodean y sostienen la articulación se estiran de modo que ésta se vuelve inestable. Tocar o mover la articulación puede resultar muy doloroso. En contraste, la cadera se vuelve rígida, pierde su radio de acción y provoca dolor al moverse. La artrosis afecta con frecuencia a la columna vertebral. El dolor de espalda es el síntoma más frecuente. Las articulaciones lesionadas de la columna suelen causar únicamente dolores leves y rigidez.
Sin embargo, si el crecimiento óseo comprime los nervios, la artrosis de cuello o de la zona lumbar puede causar entumecimiento, sensaciones extrañas, dolor y debilidad en un brazo o en una pierna. En raras ocasiones, la compresión de los vasos sanguíneos que llegan a la parte posterior del cerebro ocasiona problemas de visión, sensación de mareo (vértigo), náuseas y vómitos. A veces el crecimiento del hueso comprime el esófago, dificultando la deglución. La artrosis sigue un lento desarrollo en la mayoría de los casos tras la aparición de los síntomas. Muchas personas presentan alguna forma de discapacidad pero, en ocasiones, la degeneración articular se detiene.

TRATAMIENTO

El tratamiento para pacientes con AR ha mejorado espectacularmente en los últimos 25 años, pudiendose ofrecer a la mayoría de los pacientes una considerable mejoría de sus síntomas y el mantenimiento de su capacidad funcional en niveles casi normales. No existe un tratamiento curativo para la AR; el objetivo del tratamiento es conseguir remisiones o situaciones de casi remisión de los pacientes y el mantenimiento de su capacidad funcional y de su calidad de vida.El éxito del tratamiento de la AR depende de su diagnóstico precoz y de una terapia agresiva antes de que se produzca un deterioro funcional o un daño irreversible en las articulaciones. Inicialmente pueden usarse drogas antiinflamatorias, pero los pacientes con AR y tumefacción persistente en las articulaciones son candidatos para el tratamiento con drogas capaces de modificar el curso de la enfermedad. Entre estas drogas se incluyen el Oro intramuscular, Metotrexato, Cloroquina, Sulfasalacina, Azatioprina y D-Penicilamina. Puede ser necesario añadir pequeñas dosis de córticoesteroides para controlar los síntomas, mantener la funcionalidad y ayudar a ralentizar la progresión de la enfermedad. Para las manifestaciones extraarticulares, pueden requerirse tratamientos con dosis elevadas de córticoesteroides y otras drogas. El ejercicio es importante para mantener la función. La aplicación de calor y frío y la protección articular pueden disminuir el dolor. El tratamiento óptimo todo a lo largo de la enfermedad, depende de un abordaje multidisciplinario de la misma, incluyendo educación del paciente y la participación de otros agentes sanitarios, incluyéndose Reumatólogos, Médicos de Atención Primaria, Enfermería, Rehabilitadores, Psiquiatras y Cirujanos Ortopédicos. Los espectaculares resultados del reemplazamiento articular total (especialmetne para cadera y rodilla), puede lograr que pacientes con enfermedad muy avanzada, continúen conservando movilidad y capacidad funcional.


Artritis reactivas

El término artritis reactiva se emplea desde 1967 para designar una artropatía inflamatoria aguda estéril (ausencia de gérmenes en la cavidad articular) que aparece luego de un proceso infeccioso localizado a distancia y que cursa con manifestaciones sistémicas. Su desarrollo depende de la presencia de un agente infeccioso capaz de desencadenar una respuesta “especial” en el huésped y que persistirá aunque los gérmenes sean eliminados del organismo. El desarrollo de ese tipo de respuesta inmune especial ocurre en algunos individuos y depende del tipo de germen y la susceptibilidad del huésped. Los sitios de infección más frecuentes son las fauces, los órganos urogenitales o el tracto digestivo, donde los gérmenes interaccionan con la barrera mucosa defensiva y ponen en marcha la respuesta inmune. Los pacientes portadores de ciertos antígenos del sistema mayor de histocompatibilidad desarrollarán con mayor frecuencia cuadros de artritis reactiva.
Se describen formas asociadas y no al antígeno HLA B27. Las primeras, como por ejemplo el síndrome de Reiter, pertenecen al grupo de las espóndil artropatías seronegativas. Las formas no asociadas a HLA B27 como la fiebre reumática difieren de las anteriores en su expresión clínica.
En el cuadro se mencionan los gérmenes relacionados con el desarrollo de artritis reactivas:
BACTERIAS RELACIONADAS CPN ARTRITIS REACTIVAS
Asociadas a HLA B27
No asociadas a HLA B27
Campylobacter
Borrelia
Chlamydia
Brucella
Clostridium
Haemophilus
Salmonella
Leptospira
Shigella
Micobacterium
Yersinia
Neisseria
Staphylococus
Streptococus
Ureaplasma
Vibrio
Se describen casos de compromiso músculo- esquelético luego de una infección por estreptococo que difiere en algunos aspectos de la fiebre reumática:
1-
La edad de comienzo es mayor y prevalece en mujeres.
2-
Presentan un período de latencia menor que la fiebre reumática entre la infección estreptocóccica y la presentación de los síntomas (1 o 2 semanas en lugar de 3 o 4)
3-
Entre las manifestaciones clínicas cabe destacar que la artritis es aditiva o fija (no es migratriz), puede ser acompañada de eritema nodoso, multiforme, tenosinovitis, anomalías renales y no se asocia a compromiso cardiaco.
4-
La respuesta a AAS o AINE es variable y no tan espectacular como en la FR.
5-
Las recomendaciones terapéutica varían según los autores aunque en publicaciones recientes se tiende a homologar el tratamiento con el de la fiebre reumática incluyendo la indicación de antibióticos.


ARTROSIS

ARTROSIS
ARTROSIS

ARTROSIS

La artrosis es la enfermedad reumatica más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. Se sabe, por ejemplo, que en España la padece hasta un 16 por ciento de la población mayor de 20 años y, de ellos, las tres cuartas partes son mujeres. Es una enfermedad producida por el desgaste del cartilago, un tejido que hace de amortiguador protegiendo los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulacion.

No se sabe aún con certeza cuál es el origen de este padecimiento. En la artrosis, la superficie del cartílago se rompe y se desgasta, causando que los huesos se muevan el uno contra el otro, causando friccion, dolor, inchazon y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación llega a perder su forma normal, y pueden crecer espolones en la articulación. Además, trozos de hueso y cartílago pueden romperse y flotar dentro del espacio de la articulación, causando más dolor y daño.
La artrosis puede afectar a cualquier articulación del cuerpo. No obstante, las más frecuentes son la artrosis de espalda, que suele afectar al cuello y la zona baja de la espalda (artrosis lumbar); la artrosis de la cadera y la rodilla, y la artrosis de manos y pies, que suele iniciarse a partir de los 50 años.

Usualmente la artrosis comienza lentamente. Tal vez comience con dolor en las articulaciones después de hacer ejercicio o algún esfuerzo físico. La artrosis puede afectar a cualquier articulación, pero ocurre más frecuentemente en la espina dorsal, manos, caderas o rodillas.
La artrosis en los dedos parece que ocurre en ciertas familias, por lo que se piensa que podría ser hereditaria. Se ha observado que afecta más a mujeres que a hombres, especialmente después de la menopausia. Pueden aparecer pequeños nodulos de huesos en las articulaciones de los dedos. Los dedos se pueden hinchar, ponerse rígidos y torcerse. Los dedos pulgares de las manos también pueden verse afectados.
Las rodillas son las articulaciones sobre las que se carga la mayor parte del peso del cuerpo, por lo que son una de las más afectadas por la artrosis. Se pueden poner rígidas, hinchadas y adoloridas, causando que sea difícil caminar, subir escaleras, sentarse y levantarse del asiento, y usar bañeras. Si no se recibe tratamiento, la artrosis en las rodillas puede llevar a discapacidad. A la artrosis de las rodillas se le llama gonartrosis.
En las caderas la artrosis puede causar dolor, rigidez e incapacidad grave. Las personas con esta condición pueden sentir dolor en las caderas, en las ingles, en la parte interior de los muslos o en las rodillas. La artrosis en la cadera puede limitar mucho los movimientos y el acto de agacharse. El resultado es que actividades de la vida diaria como vestirse y el cuidado de los pies pueden resultar todo un reto. A la artrosis de las caderas se le llama coxartrosis.
Rigidez y dolor en el cuello o en la parte de abajo de la espalda pueden ser el resultado de artrosis de la espina dorsal. También puede generar debilidad o adormecimiento en los brazos o en las piernas y deterioro funcional. Según la localización específica de la artrosis en la columna verebral, el padecimiento se denomina lumboartrosis (vertebras lumbares), cervicoartrosis (vértebras cervicales).

Tratamiento sintomático
Tradicionalmente el tratamiento farmacologico que se ha empleado para hacer frente a la artrosis ha sido únicamente sintomaticos. Debido a que la posibilidad de curar la enfermedad o de detenerla era completamente nula, el objetivo de los tratamientos se ha centrado en erradicar en lo posible el olor y otras molestias asociadas a esta patología mediante la administración de analgesicos y antiinflamatorios.
En general, los reumatologos recetan analgesicos como el paracetamol (en dosis diarias de 1 gramo) para el tratamiento de la artrosis. Si bien también pueden recetarse antiinflamatorios, se debe tener en cuenta el estado del aparato gastrointestinal, para evitar el surgimiento de síntomas a este nivel o el empeoramiento de los ya existentes

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE
EA

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

La espondilitis anquilosante (EA)

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática dolorosa y progresiva que afecta principalmente a la columna vertebral. También puede afectar otras articulaciones, tendones y ligamentos de distintas áreas como los ojos y el corazón. Espondilitis indica la inflamación que afecta las articulaciones de la columna vertebral y deriva de las palabras griegas que describen las partes constituyentes de la columna vertebral junto con el sufijo -itis que significa inflamación. Anquilosante significa que tiende a la fusión rígida de dos o más partes (anquilosis), no obstante, es importante darse cuenta que la soldadura total de la columna vertebral que el nombre de la enfermedad implica no es la norma. Muchos pacientes nada más sufren una fusión parcial, a veces limitada a los huesos de la pelvis.

¿Qué proceso sigue la enfermedad?
El proceso inflamatorio ocurre donde hay una articulación o donde los tendones y/o ligamentos se cogen al hueso. Por ejemplo, el proceso inflamatorio se produce alrededor de las articulaciones de las vértebras y áreas de fijación de los ligamentos, por ejemplo, en el hueso (isquial) de las nalgas sobre el que se sientan, o en el esternón, o donde el tendón se inserta en el talón. Como resultado de la inflamación se produce una pequeña erosión de¡ hueso. Cuando la inflamación disminuye, se produce una cicatrización que ocasiona el crecimiento de¡ hueso (hueso reactivo). Después de repetidos ataques, este hueso desarrollado puede llegar a rodear el disco. Entonces, dos vértebras pueden convertirse en una mediante un proceso de fusión. Los ejercicios que deberíamos realizar pretenden evitar o reducir este proceso.

¿Qué causa la espondilitis anquilosante?
La causa todavía se desconoce. Sin embargo, se han hecho numerosos descubrimien-tos importantes desde el comienzo de los años setenta. Uno de ellos es que alrededor del 96% de¡ total de 80.000 casos diagnosticados clínicamente en el Reino Unido comparten el mismo código genético "HLA B27" (Human Leucocyte Antigen B27 = Antígeno del leucocito humano 1327). Esto forma parte de las células blancas de la sangre y es muy diferente de los grupos de células rojas tales como el A, B, 0 y los indicadores de Rh(esus).Hay pruebas de que un proceso derivado del medio ambiente exterior puede ser el responsable del inicio de la enfermedad y de sus reactivaciones. Podría ser que un micro-organismo normalmente inofensivo y contrarrestado por nuestro sistema inmunológico desencadenara una reacción adversa después de entrar en contacto con la persona que posee el grupo B27. En la mayoría de los casos, esto produce la inflamación de las articulaciones sacroilíacas y de diferentes áreas de la columna vertebral.

¿Quién coge la espondilitis anquilosante?
Ya hace muchas décadas que se observaba y documentaba que la enfermedad parecía darse de vez en cuando en algunas familias, pero no se supo por qué hasta que se descubrió la relación entre la enfermedad y el HLAB27. La susceptibilidad derivada de este hecho se tratará más tarde en este folleto. La edad media del comienzo de la enfermedad son los veinticuatro años y la proporción por sexos es de dos y medio a tres hombres que la cogen por cada mujer.

Constitución de la columna vertebral
La columna vertebral consta de 24 vértebras y 110 articulaciones. Tiene tres secciones con siete vértebras CERVICALES, doce DORSALES o TORACICAS y cinco LUMBARES. La zona cervical o del cuello es la más móvil. Las vértebras de la sección dorsal tienen una costilla unida a ellas por ambos lados. Debajo de la zona lumbar está el hueso sacro, que tiene forma de diamante y se traba en la pelvis como una piedra angular. Las articulaciones entre los lados del sacro y el resto de la pelvis se llaman articulaciones sacroilíacas. Este es frecuentemente el punto de partida de la enfermedad donde comienzan el dolor de la parte inferior de la espalda y la espondilitis.
Otros dolores de espalda y la espondilitis anquilosante
Los problemas de espalda son unas de las afecciones más corrientes en las consultas de los médicos, pero muy pocos pacientes tienen espondilitis. A los médicos les concierne diagnosticar los diferentes tipos de dolores de espalda que los pacientes exponen. Esto explica en parte porqué se aplicaron diagnósticos equivocados a muchas de las personas que leen este folleto antes de recibir el diagnóstico final correcto; entre los diagnósticos equivocados más corrientes figuran el dolor de espalda, la dislocación de columna y la ciática.La enfermedad también se confunde en ocasiones con la ESPONDILOSIS, término relacionado con problemas de desgaste y fractura. Esto es más corriente en ancianos. La terapia enérgica asociada con la espondilitis podría ser perjudicial para estas personas.

La espondilitis anquilosante en los niños
En Gran Bretaña y los Estados Unidos, al 90% o más de los pacientes se les manifiesta la espondilitis después de los dieciséis años. Al revés que en el mundo subdesarrollado, en GB y los EE.UU., un 25-30% presentan los primeros síntomas durante la infancia.La diferencia entre la aparición de la enfermedad en los adultos y los niños tiene que ver con el hecho de que a los niños se les suele presentar, no con dolor de espalda, sino de las articulaciones periféricas, generalmente la rodilla, la cadera, el tobillo u otras articulaciones mayores. Por lo que respecta a la prognosis a largo plazo, los niños que manifiestan espondilitis precoz son más proclives a sufrir una enfermedad de cadera persistente que puede hacer necesario reemplazarla totalmente. Dado que esta operación no suele presentar ninguna complicación, tal eventualidad no habría de preocupar excesivamente.

Distribución por sexos de la enfermedad
Ha habido ocasiones, incluso durante la última mitad de siglo, en que se pensaba que las mujeres nunca desarrollaban la espondilitis. Como consecuencia de esto, se les trataba muy injustamente y se les solía diagnosticar el problema equivocadamente como si fuera un problema de ginecología. Este hecho es muy extraño si se piensa que una de las primeras descripciones de un paciente con espondilitis la hizo un londinense, el doctor Benjamín Travers. En 1824 describió una chica que sufrió el ataque a los 16 años y que se había anquilosado por debajo de la primera vértebra dorsal antes de llegar a los 19. Ahora se piensa que en torno al 2,5 de hombres cogen la espondilitis por cada mujer espondilítica.
Las mujeres y la espondilitis anquilosante
La principal diferencia entre sexos es que las mujeres tienden más a la espondilitis de las articulaciones periféricas (reminiscente de la de los niños) y tal vez sufren una espondilitis de columna menos agresiva. Así, a las mujeres se les solía etiquetar equivocadamente como pacientes de "artritis seronegativa" o una de las demás enfermedades inflamatorias de las articulaciones. En general, el tratamiento es el mismo para ambos sexos aunque, por supuesto, hay que tener un cuidado especial con las mujeres en edad de gestar.
El embarazo
En general, el embarazo no constituye un problema si se tiene espondilitis. En algunas clases de artritis, especialmente en la artritis reumática, la enfermedad remite durante el embarazo. Esto no es así en el caso de la espondilitis, por desgracia. Como sea que la mayoría de nacimientos se producen cuando se es más joven, la espondilitis muy a menudo no ha alcanzado la etapa en que podría determinar un nacimiento difícil. Sin embargo, en el caso que afecte a la cadera, podría requerirse una cesárea.Normalmente es aconsejable dejar de tomar anti-inflamatorios durante las primeras 12 semanas y las últimas 4 semanas del embarazo. Intenten aumentar el programa de ejercicios durante este período a fin de intentar reducir la tendencia del dolor a aumentar por no tomar los agentes anti-inflamatorios. La reanudación de la medicación después del nacimiento depende de si se da el pecho al niño.
Casos atípicos
La espondilitis anquilosante es una enfermedad muy variable. El desarrollo característico descrito en esta información no se da en todos los pacientes y por esta razón ofrecemos aquí debajo algunos casos especiales. Nos los contaron algunos pacientes con espondilitis anquilosante a quienes pedimos que comentaran el texto.
Un joven de veinticuatro años a quien la enfermedad le comenzó durante la infancia
Al paciente se le hinchó la rodilla derecha cuando tenía once años y no respondió al tratamiento con aspirina. Le examinaron en el ambulatorio y le escayolaron y entablillaron la pierna durante seis semanas. A continuación, la rodilla se puso muy rígida, pero la hinchazón se había calmado. Después de tres meses de fisioterapia, la rodilla volvió a la normalidad. Le pasó una cosa semejante a los catorce años y la rodilla se le restableció como en la primera ocasión. Cuando tenía veintiún años, comenzaron a dolerle los glúteos y la parte superior de las piernas y pensaban que era lumbago. Se dio cuenta que las aspirinas no le calmaban el dolor, que le despertaba por la noche. Por la mañana estaba tan rígido que tenía que despertarse una hora antes para desentumecerse y poder llegar al trabajo a tiempo.Decidió visitar un osteópata, que le hizo masajes a la columna en tres ocasiones. El dolor parecía empeorar después de los masajes, que duraron un par de días, y los dejó.Cuando tenía veinticuatro años le llevaron al hospital, donde le diagnosticaron la espondilitis anquilosante. A la sazón, ya hacía unos cuatro meses que sentía dolores en la parte baja de la espalda que le despertaban por la noche. Estaba desmoralizado y había cambiado de trabajo, de un almacén donde tenía que levantar cargas pesadas a un trabajo de oficina. El cambio no le mejoró la espalda. Respondió bien al tratamiento apropiado con medicinas y fisioterapia. Le explicaron la naturaleza de su enfermedad y se sintió mucho menos deprimida.
ComentarioLa enfermedad de este hombre comenzó durante la infancia, pero no se le pudo diagnosticar entonces. Los masajes osteopáticos empeoraron sus síntomas, mientras que el ejercicio controlado, siguiendo las instrucciones del gabinete de fisioterapia, le conservó la movilidad y le disminuyó el dolor.
Un hombre de cuarenta y ocho años que no experimentaba ninguna mejoría
El paciente sintió dolor por primera vez en la parte inferior de la espalda a los veintiún años, mientras hacía el servicio militar en tierra. Se despertaba con fuerte dolor y rigidez a las 5 de la mañana. No le reconocieron la enfermedad entonces y creían que trataba de librarse del servicio.Mientras estaba de permiso, sus padres le llevaron a un médico ortopédico, que descubrió que tenía una elevada velocidad de sedimentación de eritrocitos. Entonces sospecharon el diagnóstico de espondilitis anquilosante, aunque los rayos X no manifestaban ninguna anormalidad. Le licenciaron y consiguió un trabajo de vendedor. El dolor de espalda continuó, aunque los analgésicos reducían las molestias. Parece ser que nunca tenía períodos de disminución del dolor. El dolor le obligó poco a poco a adoptar la posición inclinada, que no ha mejorado nunca a pesar de los ejercicios. Descubrió que, desde que comenzó a tomar phenylbutazone, el dolor se le hizo mucho más llevadero y desde aquel momento no siguió encorvándose.
ComentarioEste paciente es un caso poco corriente, ya que su espondilitis anquilosante no ha mostrado períodos de mejora. Se sabe que esto (es decir, la enfermedad continuada) les pasa a algunos pacientes. Sin embargo, la deformidad de la espalda se le detuvo después de administrarle una medicina efectiva.
Una mujer de treinta y un años con espondilitis anquilosante a quien se le reavivó la enfermedad después de un accidente
A la paciente le sobrevino la espondilitis anquilosante cuando tenía diecinueve años pero, al cabo de tres años, le desaparecieron los síntomas. Cuando tenía treinta y un años, un accidente de coche le "sacudió", sin llegar a romperle ningún hueso, pero le dejó cardenales por la cara, el pecho y los muslos. Dos días después del accidente le sobrevino un dolor agudo en la espina dorsal, que era más fuerte cuando respiraba. Le tuvieron que dar dosis altas de analgésicos para calmarle el dolor. La espondilitis anquilosante se le reavivó en la espina dorsal y tardó cuatro meses en estabilizarse. La dilatación del pecho, que antes había sido normal, se le redujo a menos de la mitad.Una mujer de setenta y tres años con espondilitis anquilosante avanzada y sin antecedentes de dolor de espalda. A la paciente le atropelló un coche mientras cruzaba la calle. En la sesión de urgencias del ambulatorio vieron que se había fracturado la columna lumbar, que estaba rígida a causa de la espondilitis anquilosante. Afirma no haber sufrido nunca ningún dolor de espalda.
ComentarioEsto es rarísimo e ilustra el hecho de que, aunque los rayos X puedan parecer impresionantes, los síntomas no siempre coinciden. También ocurre lo contrario, es decir, un dolor muy intenso que no reflejan los rayos X. Se ha insinuado que es más corriente que la espondilitis anquilosante siga un curso menos doloroso en las mujeres que en los hombres. También se ha visto que, globalmente, la espondilitis anquilosante se diagnostica mucho más pronto en los hombres que en las mujeres.

espondilitis

OSTEOPOROSIS

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?
La osteoporosis es una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica que ocasiona susceptibilidad para las fracturas. Es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y ancianos en general. La osteoporosis no tiene un comienzo bien definido y, hasta hace poco, el primer signo visible de la enfermedad acostumbraba a ser una fractura de la cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales que originaban dolor o deformidad.

¿CUAL ES SU CAUSA?
Los huesos están sometidos a un remodelado contínuo mediante procesos de formación y reabsorción, y también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 35 años se incia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz. Algunas mujeres están, también, predispuestas a la osteoporosis por una baja masa ósea en la edad adulta.
La menopausia es la principal causa de osteoporosis en las mujeres, debido a disminución de los niveles de estrógenos.
La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Las mujeres, especialmente las caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea que los hombres.
La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del mismo, que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y la cadera.Vertebras con disminución en la cantidad de hueso (zonas más oscuras). Tomado de la Universidad de UtahUna mayor probabilidad de desarrollar osteoporosis se relaciona con:
Menopausia precoz, natural o quirúrgica
Consumo del alcohol o cafeína
Tabaquismo
Períodos de amenorrea
Algunos medicamentos como el uso prolongado de córticoesteroides
Procesos como enfermedad tiroidea, artritis reumatoide y problemas que bloquean la absorción intestinal de cálcio
Dieta pobre en cálcio por períodos prolongados, especialmente durante la adolescencia y la juventud
Vida sedentaria

La osteoporosis afecta a una de cada cinco mujeres de más de 45 años y a cuatro de cada diez de más de 75

El mejor tratamiento de la osteoporosis es la prevención. Una ingesta adecuada de cálcio y el ejercicio físico durante la adolescencia y la juventud, puede incrementar el pico de masa ósea, lo cual redunda en una reducción de la pérdida de hueso y en un menor riesgo de fractura en años posteriores. El consumo adecuado de cálcio y de vitaminas durante la madurez es esencial para la salud del hueso.

Como especialista entrenado para evaluar enfermedades reumáticas, los Reumatólogos pueden diferenciar la osteoporosis de las enfermedades que originan pérdida de hueso y establecer y monitorizar un programa terapéutico. Los Reumatólogos son activos agentes en la educación del público en general y de otros médicos, sobre este grave problema sanitario.

osteoporosis

GOTA

GOTA
GOTA

GOTA

¿Qué es la Gota?
Es una enfermedad metabólica caracterizada por:

Elevación de los niveles de ácido úrico en plasma.

Artritis aguda con cristales de urato monosódico en el líquido sinovial.

Tofos intra y periarticulares.

Enfermedad renal glomerular, tubular e intersticial.

Litiasis renal.
Se considera hiperuricemia a valores plasmáticos de ácido úrico superiores a 6 mg/dl en la mujer y 7 mg/dl en el hombre. La concentración de ácido úrico en sangre es un predictor de riesgo.


Causas

Es más prevalente en hombres de edad media (40-50 años) con una relación hombre/mujer de 2–7:1, en la mujer aumenta su incidencia después de los 60 años. Se asocia con frecuencia a obesidad, ingesta de alcohol, hipertensión arterial, dislipemia, enfermedad vascular, insuficiencia renal y uso de diuréticos (tiazidas).
La mayoría de los casos (90%), se deben a subexcresión de uratos a nivel renal, sin alteración funcional demostrable y sólo una pequeña proporción a sobreproducción. La sobreproducción es a partir de precursores endógenos o exógenos (dietarios), y en ocasiones secundaria a un déficit enzimático hereditario en la vía de síntesis de purinas. La alteración enzimática más frecuente es la disminución parcial de la hipoxantina-guanina fosforribosil transferasa, y rara vez la forma total (síndrome de Lesh Nyhan). Menos frecuentemente se debe al aumento de actividad de la fosforribosil pirofosfato sintetasa, con aumento de los precursores de purinas.
Síntomas
Puede dividirse el cuadro clínico de la enfermedad, según su estadío evolutivo en 3 etapas:
1-
Hiperuricemia asintomática:
En general la hiperuricemia precede en años al primer ataque de gota aguda, pero en ocasiones cuando los niveles plasmáticos de ácido úrico se elevan bruscamente (por ejemplo en pacientes en tratamiento antineoplásico), puede producirse insuficiencia renal por daño tubular por los cristales de urato eliminados. La producción de cálculos es poco frecuente.
Los valores elevados de hiperuricemia constituyen per se un factor de riesgo para el desarrollo de gota: a mayor valor, mayor probabilidad de padecer la enfermedad.
2-
Gota aguda:Se caracteriza por dolor de inicio brusco, de predominio nocturno y rápido aumento de intensidad, asociado a enrojecimiento e hinchazón de la articulación afectada. El pico de dolor es al 1º ó 2º día desapareciendo en 48 ó 72 hs en los casos más leves. Puede afectar cualquier articulación, en miembros inferiores más frecuentemente que en miembros superiores. El compromiso axial es raro.
En orden decreciente afecta 1° metatarsofalángica, mediotarsiana, subastragalina, tibioastragalina y rodilla. En más del 50% de los casos la articulación comprometida en el ataque inicial es la 1° metatarsofalángica, y esta a su vez se ve afectada en algún momento de la enfermedad, en más del 90% de los pacientes con gota.
Puede afectar las bursas olecraneana y aquiliana.
El enrojecimiento que se observa sobre el área afectada, la distingue de la mayoría de las artropatías no infecciosas.La tumefacción puede ser muy importante y acompañarse de fiebre y leucocitosis oderada. Los ataques leves pueden resolver en 1 a 2 días, los severos en 7-10 días y requerir varias semanas para remitir por completo.
El 90% de los ataques iniciales son monoarticulares, a medida que se suceden se hacen poliarticulares. El inicio oligo o poliarticular es mas frecuente en ancianos y mujeres postmenopáusicas de alrededor de 60 años.No hay secuelas obvias de los primeros ataques agudos excepto la descamación de la piel de la zona. Pueden identificarse factores precipitantes como: infecciones agudas, cirugía, trauma, consumo de alcohol o drogas.
La mayoría de los pacientes padecen un segundo ataque dentro de los dos años del primero.
3-
Gota crónica:Se caracteriza por la aparición de tofos, en general en pacientes con ataques recurrentes de más de 10 años de evolución. Se relaciona con el tratamiento incorrecto e hiperuricemia persistente.
Se produce un incremento en la frecuencia de los ataques sobre una base de poliartritis crónica. Los tofos pueden aparecer en cualquier parte siendo más frecuentes en los dedos de las manos y pies, olécranon, tendón de Aquiles y raramente pero característico en el pabellón auricular.
En los ancianos, los tofos pueden sobreponerse a un nódulo de Heberden o Bouchard con ubdiagnóstico de gota.
El proceso inflamatorio de la gota crónica en general es leve y mucha de la discapacidad se debe a que los tofos pueden asociarse a artritis deformante, ulcerarse e infectarse.
El daño articular se produce por depósito de cristales en el cartílago, hueso subcondral, membrana sinovial, cápsula articular y tejidos periarticulares.Los tofos corresponden a depósitos multicéntricos de cristales de urato en una matriz intercristalina con reacción granulomatosa de tipo cuerpo extraño.
Nefropatía gotosa
Se caracteriza por:

Daño parenquimatoso puede ser agudo, en pacientes en tratamiento antineoplásico, con obstrucción de la vía urinaria por los cristales de ácido úrico y oliguria; o crónico y progresivo, con proteinuria leve o moderada e hipertensión arterial.

Alteración de la vía urinaria Por depósito de ácido úrico a nivel tubular y urolitiasis. Un 20% de los pacientes gotosos padecen enfermedad calculosa.


Síntomas
Puede dividirse el cuadro clínico de la enfermedad, según su estadío evolutivo en 3 etapas:
1-
Hiperuricemia asintomática:
En general la hiperuricemia precede en años al primer ataque de gota aguda, pero en ocasiones cuando los niveles plasmáticos de ácido úrico se elevan bruscamente (por ejemplo en pacientes en tratamiento antineoplásico), puede producirse insuficiencia renal por daño tubular por los cristales de urato eliminados. La producción de cálculos es poco frecuente.
Los valores elevados de hiperuricemia constituyen per se un factor de riesgo para el desarrollo de gota: a mayor valor, mayor probabilidad de padecer la enfermedad.
2-
Gota aguda:Se caracteriza por dolor de inicio brusco, de predominio nocturno y rápido aumento de intensidad, asociado a enrojecimiento e hinchazón de la articulación afectada. El pico de dolor es al 1º ó 2º día desapareciendo en 48 ó 72 hs en los casos más leves. Puede afectar cualquier articulación, en miembros inferiores más frecuentemente que en miembros superiores. El compromiso axial es raro.
En orden decreciente afecta 1° metatarsofalángica, mediotarsiana, subastragalina, tibioastragalina y rodilla. En más del 50% de los casos la articulación comprometida en el ataque inicial es la 1° metatarsofalángica, y esta a su vez se ve afectada en algún momento de la enfermedad, en más del 90% de los pacientes con gota.
Puede afectar las bursas olecraneana y aquiliana.
El enrojecimiento que se observa sobre el área afectada, la distingue de la mayoría de las artropatías no infecciosas.La tumefacción puede ser muy importante y acompañarse de fiebre y leucocitosis oderada. Los ataques leves pueden resolver en 1 a 2 días, los severos en 7-10 días y requerir varias semanas para remitir por completo.
El 90% de los ataques iniciales son monoarticulares, a medida que se suceden se hacen poliarticulares. El inicio oligo o poliarticular es mas frecuente en ancianos y mujeres postmenopáusicas de alrededor de 60 años.No hay secuelas obvias de los primeros ataques agudos excepto la descamación de la piel de la zona. Pueden identificarse factores precipitantes como: infecciones agudas, cirugía, trauma, consumo de alcohol o drogas.
La mayoría de los pacientes padecen un segundo ataque dentro de los dos años del primero.
3-
Gota crónica:Se caracteriza por la aparición de tofos, en general en pacientes con ataques recurrentes de más de 10 años de evolución. Se relaciona con el tratamiento incorrecto e hiperuricemia persistente.
Se produce un incremento en la frecuencia de los ataques sobre una base de poliartritis crónica. Los tofos pueden aparecer en cualquier parte siendo más frecuentes en los dedos de las manos y pies, olécranon, tendón de Aquiles y raramente pero característico en el pabellón auricular.
En los ancianos, los tofos pueden sobreponerse a un nódulo de Heberden o Bouchard con ubdiagnóstico de gota.
El proceso inflamatorio de la gota crónica en general es leve y mucha de la discapacidad se debe a que los tofos pueden asociarse a artritis deformante, ulcerarse e infectarse.
El daño articular se produce por depósito de cristales en el cartílago, hueso subcondral, membrana sinovial, cápsula articular y tejidos periarticulares.Los tofos corresponden a depósitos multicéntricos de cristales de urato en una matriz intercristalina con reacción granulomatosa de tipo cuerpo extraño.
Nefropatía gotosa
Se caracteriza por:

Daño parenquimatosoPuede ser agudo, en pacientes en tratamiento antineoplásico, con obstrucción de la vía urinaria por los cristales de ácido úrico y oliguria; o crónico y progresivo, con proteinuria leve o moderada e hipertensión arterial.

Alteración de la vía urinaria Por depósito de ácido úrico a nivel tubular y urolitiasis. Un 20% de los pacientes gotosos padecen enfermedad calculosa.

Diagnóstico
En los ataques iniciales la radiografía es inespecífica y muestra sólo tumefacción de partes blandas. En procesos crónicos se observa:

Partes blandas: Tumefacción.


A nivel articular y óseo: Erosiones en sacabocados con margen esclerótico y borde sobrecolgante con neoformación ósea. No hay osteopenia ni pinzamiento, este último puede verse solamente en etapas muy avanzadas.Pueden verse opacidades excéntricas debidas a los tofos.Puede haber calcificaciones intra o periarticulares de los mismos. Cuando el tofo se produce a nivel intraóseo puede dar una imagen osteolítica.
La litiasis de las vías urinarias puede evidenciarse como una imagen negativa en los estudios contrastados. No se detecta en la radiografía simple debido a que los cálculos de ácido úrico son radiolúcidos. Pueden detectarse también por ecografía.
Laboratorio

Uricemia: En general se detectan niveles de ácido úrico superiores a los normales (hasta 6 mg/dl en la mujer y 7 mg/dl en el hombre), dado que existen variaciones diarias, es aconsejable realizar varias determinaciones.


Uricosuria: Se considera normal una excreción de 250 a 750 mg en 24 hs. Su determinación permite identificar a los pacientes hipoexcretores.


Reactantes de fase aguda: Durante un ataque agudo puede observarse leucocitosis neutrofílica, trombocitosis y eritrosedimentación acelerada.


Líquido sinovial: Se trata de un líquido inflamatorio, con viscosidad disminuida. Puede ser amarillo turbio por el elevado recuento leucocitario a predominio polimorfonuclear (alrededor del 70%). Al examen microscópico con luz polarizada, se observan los cristales de urato monosódico, intensamente birrefringentes, en forma de aguja, intracelulares en las formas agudas (signo de la aceituna), y libres en las formas crónicas.
Diagnóstico diferencial
Se establecen con:

Otras artritis cristálicas: El examen del liquido sinovial y la identificación de los cristales determinan el diagnóstico.


Artritis séptica: Debe realizarse siempre el estudio bacteriológico del líquido articular.


Artritis reumatoidea nodular: Especialmente en los pacientes con poliartritis tofácea crónica.

Tratamiento

1-
Hiperuricemia asintomática: Sólo se tratan las formas agudas relacionadas a tratamiento antineoplásico o los niveles muy elevados. La indicación es allopurinol, además de la dieta pobre en purinas.

2-
Gota aguda: Pueden prescribirse:
a) Antinflamatorios no esteroideos: indometacina.
b) Colchicina: actúa como estabilizante de las membranas lizosomales, e inhibiendo el transporte del complejo urato monosódico-Ig al linfocito, con freno de la respuesta inflamatoria. Debe adecuarse la dosis en insuficiencia renal.
c) Corticoides intrarticulares: se utilizan en los pacientes en los que las medidas anteriores están contraindicadas. Producen resolución del cuadro en 12 a 24 hs. Cualquiera de las tres opciones terapéuticas debe ser seguida de la profilaxis con colchicina para prevenir recurrencias.

3-
Profilaxis:incluye el uso de colchicina o indometacina y la corrección de la hiperuricemia.
a) Profilaxis de recurrencia: con colchicina. Se recomienda continuar la profilaxis por 6 meses luego de lograda la normouricemia.
b) Corrección de la hiperuricemia: no debe iniciarse hasta no cesar el ataque agudo. Pueden utilizarse: Allopurinol: reduce la producción de ácido úrico por inhibición de la hipoxantinoxidasa. En pacientes con insuficiencia renal debe adecuarse la dosis. Se indica tanto en pacientes hiperproductores como en hiperexcretores, en estos últimos puede asociarse a uricosúricos. Entre los efectos adversos, se encuentran: rash, dermatitis exfoliativa, alopecía, aplasia medular, toxicidad hepática, nefritis intersticial y vasculitis por hipersensibilidad. Las formas más severas de toxicidad tienen una mortalidad del 21%, debiendo en estos casos suspender la droga, proceder a la hiperhidratación y administración de esteroides a altas dosis.Uricosúricos: indicados cuando la excreción urinaria de ácido úrico es inferior a 750 mg en 24 hs. Se incluyen: probenecid, azopropazona Ambas drogas están contraindicadas cuando el volumen urinario es bajo, en pacientes con antecedentes de litiasis renal , en clearence de creatinina menor al 50% y cuando la excresión de ácido úrico es mayor a 1 g en 24 hs..Dieta hipopurínica

4-
Nefropatía gotosa: Incluye:
a) Hiperhidratación
b) Alcalinización de la orina a Ph 7
c) Disminución de la excreción de ácido úrico con allopurinol.



ENFERMEDAD DE PAGET DEL HUESO

Enfermedad de Paget del hueso
La enfermedad de Paget es un trastorno crónico del esqueleto en el cual algunas zonas del hueso crecen de modo anormal, aumentan de tamaño y se hacen más frágiles.
Este trastorno puede afectar a cualquier hueso, aunque con más frecuencia se presenta en la pelvis, el fémur, el cráneo, la tibia, la columna vertebral, la clavícula y el hueso de la parte superior del brazo (húmero).
La enfermedad de Paget es poco frecuente en la población más joven (menor de 40 años). Los varones son un 50 por ciento más propensos a desarrollarla que las mujeres. La enfermedad de Paget es más frecuente en Europa (excepto en Escandinavia), Australia y Nueva Zelanda que en América, África y Asia. Es particularmente frecuente en Inglaterra. A título indicativo, en Estados Unidos alrededor del uno por ciento de las personas mayores de 40 años padece esta enfermedad.
En condiciones normales, las células que destruyen el hueso viejo (osteoclastos) y las que forman el nuevo (osteoblastos) trabajan en equilibrio para mantener la estructura y la firmeza del hueso. Aunque la enfermedad de Paget es, con frecuencia, hereditaria, no se ha descubierto ningún patrón genético específico. Algunas evidencias sugieren que una infección vírica puede estar involucrada; sin embargo, se desconoce el origen de la enfermedad.

Síntomas
Dolor óseo (puede ser intenso y persistente)
Arqueamiento de las piernas y otras deformidades visibles
Agrandamiento de la cabeza
Fractura
Dolor de cabeza
Hipoacusia
Rigidez o dolor articular
Dolor en el cuello
Disminución de estatura
Deformidades del cráneo
Calor en la piel sobre las áreas afectadas

La enfermedad de Paget es habitualmente asintomática. Sin embargo, pueden aparecer síntomas, como rigidez de las articulaciones y cansancio, que se desarrollan de forma lenta y sutil. Puede presentarse como un dolor profundo, a veces intenso, que empeora por la noche. El agrandamiento de los huesos puede comprimir los nervios (incrementando de ese modo el dolor) y llevar a una deformación ósea. En ocasiones, la enfermedad de Paget provoca el desarrollo de una artrosis dolorosa en las articulaciones adyacentes.
Los síntomas varían en función de los huesos afectados. El cráneo puede aumentar de tamaño dando un aspecto más prominente a las cejas y a la frente, lo que se puede advertir cuando el sombrero ya no se ajusta bien a la cabeza. Este incremento del tamaño del cráneo puede causar una pérdida de la audición debido al daño provocado en el oído interno (cóclea); puede haber cefaleas provocadas por la compresión de los nervios y puede constatarse la aparición de venas dilatadas en el cuero cabelludo, por un aumento de la circulación sanguínea en elcráneo. Las vértebras pueden ensancharse, debilitarse y deformarse, lo que lleva a una disminución de la altura de estos huesos. Las vértebras afectadas pueden comprimir los nervios de la médula espinal, causando rigidez, hormigueo, debilidad e incluso parálisis en las piernas. Si los huesos de la cadera o de la pierna se ven afectados por esta enfermedad, el paciente puede tener las piernas arqueadas y dar pasos cortos e inestables. Un hueso anormal es más propenso a sufrir fracturas.
El aumento de la circulación sanguínea a través del hueso anormal impone un mayor esfuerzo al corazón, pero es raro que se presente un cuadro de insuficiencia cardíaca. El hueso anormal se transforma en canceroso en menos del 1 por ciento de los pacientes.
Diagnóstico y tratamiento
La enfermedad de Paget se detecta a menudo de modo accidental, al realizar exámenes o radiografías de laboratorio por otros motivos.
Por otro lado, se puede sospechar el diagnóstico basándose en los síntomas y en la exploración física. El diagnóstico se confirma mediante radiografías (que muestran anormalidades características de la enfermedad) y pruebas de laboratorio que miden en la sangre los valores de fosfatasa alcalina, una enzima producida por las células formadoras de hueso. Una gammagrafía de los huesos permite averiguar cuáles están afectados.
Tratamiento
No todos los pacientes necesitan tratamiento. Por ejemplo, los pacientes que tengan únicamente exámenes de sangre anormales pueden no necesitar tratamiento.
El individuo que padece la enfermedad de Paget necesita tratamiento en caso de que los síntomas sean molestos o si existe un riesgo considerable de complicaciones (pérdida de la audición, artritis o deformación).

PAGET

PAGET

ASOCIACIONES CON ESPONDILITIS

ASOCIACIÓN DE ESPONDILITIS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS (A.D.E.A.P.A)

APARTADO DE CORREOS, 557

33080 - OVIEDO (ASTURIAS)

ESPAÑA

TELÉFONO Y FAX : (985) 23 87 55

Web : www.adeapa.com

Mail : info@adeapa.es


ASOCIACIÓN DE ESPONDILITICOS ANQUILOSANTES DE BURGOS (A.D.E.B.U.R)

AVD. DE LA PAZ, 6

09004 - BURGOS

TELÉFONO : (947) 22 94 79

ESPAÑA


ASOCIACIÓN DE ENFERMOS DE ESPONDILITIS ANQUILOSANTE DE CIUDAD REAL (A.E.C.R)

C/ BUENSUCESO, 10, 4º B

13300 - VALDEPEÑAS (CIUDAD REAL)

ESPAÑA

TELÉFONO : (926) 32 29 85


ASOCIACIÓN CORDOBESA DE ENFERMOS AFECTADOS DE ESPONDILITIS (A.C.E.A.D.E.)

APARTADO DE CORREOS, Nº 762

14080 - (CÓRDOBA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (957) 47 57 73

FAX : (957) 76 74 94

Web : http://www.espondilitis.info/

Mail : aceade@terra.es


ASOCIACIÓN GRANADINA DE ESPONDILITICOS (A.G.R.A.D.E.)

C/ ERAS DEL CURA, 20

18172 - ALFACAR (GRANADA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (958) 54 35 04


ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE ENFERMOS DE REUMATICOS DE GUADALAJARA

PLAZA FERNANDEZ IPARRAGIRRE, Nº 1, PISO 1º

19001 - (GUADALAJARA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (949) 230116 - (658) 94 54 92 - (658) 94 54 86


ASOCIACIÓN ONUBENSE DE ESPONDILITICOS (A.S.O.N.E.S.)

APARTADO DE CORREOS Nº 1196

21080 - (HUELVA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (959) 25 48 94


ASOCIACIÓN JIENENSE DE ESPONDILITIS ANQUILOSANTE (A.J.E.A.)

APARTADO DE CORREOS Nº 101

23080 - (JAÉN)

ESPAÑA

TELÉFONO : (953) 25 90 90


ENFERMOS DE ESPONDILITIS Y ARTRITIS PARLEÑOS ASOCIADOS (E.D.E.P.A.) E.D.E.P.A (Enfermos de Espondilitis Parleños Asociados)

C/ PINTO, 76

COLEGIO SAN RAMÓN

28980 - PARLA (MADRID)

ESPAÑA

TELÉFONO : (667) 32 83 98 - (91) 698 10 12

Web : www.edepa.com

Mail : edepa@edepa.com






LIGA REUMATOLÓGICA ESPAÑOLA (L.I.R.E.)

PLZ. LAS LABORES, BLOQUE, 4 2ºB

28980 - PARLA (MADRID)

ESPAÑA

TELÉFONO : (91) 664 40 74

Web : www.lire.es

Mail : lire@lire.es


ASOCIACIÓN DE ENFERMOS ESPONDILITICOS DE FUENLABRADA (A.E.E.F.)

C/ PINTO, 10 BIS

28944 - FUENLABRADA (MADRID)

ESPAÑA

TELÉFONO : (91) 697 60 46






ASOCIACIÓN DE ENFERMOS DE ESPONDILITIS ANQUILOSANTE Y OTRAS ENFERMEDADES REUMATICAS DE LEGANES (A.E.E.R.L)

C/ MAYORAZGO, 25 (DESPACHO 2)

28915 - LEGANES (MADRID)

ESPAÑA

TELÉFONO Y FAX : (91) 686 76 86


ASOCIACIÓN DE ESPONDILITIS DE VALDEMORO (A.D.E.V.A.)

C/ RIO MANZANARES, 4 DESPACHO, 8

28944 - VALDEMORO (MADRID)

ESPAÑA

TELÉFONO : (91) 895 20 15

FAX : (91) 895 67 84






ASOCIACIÓN DE ESPONDILITIS ALGETE

ANGELES PAZ ALMENDROTE

C/ VALDESERRANO, 6 2º A

28110 - ALGETE (MADRID)

ESPAÑA


ASOCIACIÓN DE ESPONDILITIS DE MÁLAGA (A.D.E.S.D.E.M.A.)

C/ SHERLOCK HOLMES, 2

29006 - (MALAGA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (95) 234 30 04


ASOCIACIÓN VIGUESA DE ESPONDILITIS DE PONTEVEDRA (A.V.I.D.E.P.O.)

C/ ZARAGOZA, 7, 3º B

36203 - VIGO (PONTEVEDRA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (986) 41 96 42

Web : www.telefonica.net/web/avidepo

Mail : avidepo@telefonica.net


ASOCIACIÓN NACIONAL DE ESPONDILITIS ANQUILOSANTE (A.N.E.A.)

PLAZA NUEVA DE SAN VICENTE, LOCAL 6

37007 - (SALAMANCA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (923) 26 03 22

Mail : espondilosalamanca@hotmail.com


ASOCIACIÓN DE ESPONDILITIS ANQUILOSANTE SEVILLANA (E.A.S.)

C/ MANUEL VILLALOBOS, 41 - ACC

41009 - (SEVILLA)

ESPAÑA

TELÉFONO Y FAX : (95) 443 68 94






ASOCIACIÓN TINERFEÑA DE ENFERMOS REUMÁTICOS (A.S.T.E.R.)

C/MAYOR, 34

38202 - (SANTA CRUZ DE TENERIFE)

ESPAÑA

TELÉFONO : (922) 22 09 67


ASOCIACIÓN VALENCIANA DE AFECTADOS DE ESPONDILITIS (A.V.A.E.S.)

APARTADO DE CORREOS, 13078

46080 - (VALENCIA)

ESPAÑA

TELÉFONO : (96) 369 02 98

FAX : (96) 362 60 70

Mail : avaespondilitis@hotmail.com


ASOCIACIÓN DE ESPONDILITICOS ANQUILOSANTE DE VALLADOLID (A.D.E.A.V.A.)

C/ PRINCIPAL, 25 BIS 2

47195 - LA FLECHA (VALLADOLID)

ESPAÑA

TELÉFONO : (983) 40 72 74 - 665 60 49 24

Mail : celinasantos54@yahoo.es





CALENDARIO SOLIDARIO 2008

CALENDARIO SOLIDARIO 2008
CALENDARIO SOLIDARIO 2008 CON LOS FAMOSOS

Periodicos

Mi lista de blogs

TITULOS DEL BLOG

JORNADA INFORMATIVA ARTRITIS 2007

JORNADA INFORMATIVA ARTRITIS 2007
INAGURACION POR LOS ORGANISMOS OFICIALES Y GERENTE DEL HOSPITAL U. GUADALAJARA

JORNADA INFORMATIVA 2007

JORNADA INFORMATIVA 2007
Equipo de Reumatologia

JORNADA INFORMATIVA 2007

JORNADA INFORMATIVA 2007
Dr. Tornero

FISALUD 2007

FISALUD 2007
CON LIRE EN LA FERIA INTERNACIONAL DE LA SALUD

AYUDA TECNICA

AYUDA TECNICA

JORNADA DE ESPONDILITIS EN SALAMANCA

JORNADA DE ESPONDILITIS EN SALAMANCA
JORNADA EN SALAMANCA CON LA COORDINADORA NACIONAL DE ESPONDILITIS. EN EL AYUNTAMIENTO CON LA CONCEJALA DE TURISMO

Actidades para despues del verano

Se abren los listados para poder apuntarse.
Manualidades, Gimnasia, Relajacion, Grupos de terapia, etc.
Pasate por la oficina de la asociacion y te informaremos.
En septiembre estaremos con el mismo horario en la sede mientras los meses de Julio y Agosto estaremos de vacaciones.
Os deseamos unas felices vacaciones a todos.